Cómo encarar las inversiones en renta fija post acuerdo de deuda

13.08 - En la Argentina, el gobierno llegó a un acuerdo con los principales acreedores para reestructurar la deuda, con lo que podrían alcanzarse los mínimos contractuales que permiten reestructurar el 100% sin dejar holdouts.

Si bien se dio un primer paso muy relevante, ya que permite que las empresas puedan seguir financiándose en el exterior, es necesario que genere confianza en los agentes económicos para que se vaya recuperando la inversión.

“Esta falta de confianza se observa en el desarbitraje entre la renta fija y la renta variable. Mientras el soberano ya rinde 12% anual en dólares (tomando en cuenta los títulos a ser entregados), y los principales bonos corporativos volvieron al rango 5% / 10% anual, las acciones argentinas continúan prácticamente en mínimos absolutos con ratios de valuación muy bajos en algunos casos. Es necesario que el gobierno de señales de precios, señales de cuál será el rumbo pospandemia, de lo contrario será difícil de ahora en más observar ganancias de capital adicional de manera relevante”, indicó Christian Reos, gerente de Research de Allaria.

 “De hecho, para posiciones más conservadoras, duration media, volvemos a preferir deuda corporativa antes que soberana”, agregaron desde la firma.

 “Para posiciones en pesos, ya no vemos atractivo en la curva CER (que rinde negativo en el tramo corto y 2% real en el tramo medio), pero para los inversores que no pueden sacar el pie del plato, lo más interesante actualmente es comprar los bonos en dólares en default de corto plazo y canjearlos por bonos CER, ya que de esa manera se obtiene una tasa del 5,5% real). El gobierno sigue dando pasos exitosos en el mercado de deuda local, ampliando emisiones y alargando vencimientos, pero hay que tener en cuenta que hay un cepo muy grande sobre una cantidad creciente de pesos, que al terminar la pandemia pueden empezar a circular con mayor velocidad”, remarcó Christian Reos.

Entrá a los fondos de Allaria

Por su parte desde Balanz indican que “el nuevo bono emitido para pagar los intereses devengados comenzará a amortizar en enero de 2025 y vencerá en julio de 2029 (en lugar de 2030). Además, los vencimientos del Nuevo 2030 y el Nuevo 2038 también se adelantaron. Esperamos que los bonos nuevos tengan un rendimiento de alrededor del 11%, lo que lleva a precios de alrededor de 50 en la parte media y larga de la curva de los bonos Globales, mientras que no vemos al bono más corto operando a más de USD 2 arriba de estos”, comentan desde la firma.

“Esperamos que los Discounts y Pars se negocien al menos 50 pb por debajo de los bonos Globales, con una mayor potencial ganancia. La mayoría de los factores detrás de la tasa de rendimiento de los nuevos bonos están relacionados con la incertidumbre económica y política, por lo que, de cara al futuro las noticias que refieran al nuevo plan económico y el avance en las conversaciones con el FMI serán las claves a seguir”, comentan desde Balanz.

Conocé las opciones de inversión en Balanz

Fuente: www.buscatufondo.com.ar

Descarga Gratuita

Manual Fondos Comunes de Inversión vs Plazo Fijo
Personaje

¿Estás listo para encontrar tu fondo?

MÁS NOVEDADES