Proyecciones para el mercado de bonos y acciones

29.04 - 

Análisis de Christian Reos, gerente de Research de Allaria

El virus no da tregua y está claro que esta crisis traerá varios cambios, entre los que está la ampliación de la brecha de riqueza entre los países ricos y los países pobres. En los próximos años, probablemente veamos que algunos productos dejan de ser “made in China”, a medida que las empresas diversifican su producción (México, Brasil, India podrían beneficiarse). En el sector de insumos sanitarios, esta tendencia será seguramente más acelerada.

No vemos una recuperación rápida en el nivel de actividad internacional (más allá de un rebote inicial luego de la cuarentena mundial), ya que la propensión a consumir en las sociedades endeudadas no será el mismo, dado que se priorizará el pago de las deudas ante un escenario de incertidumbre que recién se despejará cuando se encuentre una solución a la pandemia.

En conclusión, el índice de acciones S&P 500 no nos parece atractivo a estos valores, pero claramente habrá que hacerse la idea de que el diferencial de valuación entre las empresas norteamericanas y las del resto del mundo será otro.

MERCADO LOCAL

En la Argentina, la semana pasada se vieron avances en la negociación de la deuda externa soberana. Hacia la mitad de la semana, se dieron a conocer los detalles de la oferta, que parecen incrementar las probabilidades de no lograr un acuerdo.

Hablar de la actividad económica no tiene sentido actualmente, lo mismo que de la emisión monetaria. El gobierno busca en la medida de sus posibilidades dar soporte a los sectores más débiles de la sociedad, pero tendrá que ir levantando las restricciones a la cuarentena ya que a vastos sectores de la población la ayuda monetaria no llega (no hay “helicopter money” o “dinero para todos”, ni siquiera hay postergación en la fecha de pago de impuestos).

Bonos

Los títulos públicos en dólares a las paridades actuales (en torno al 25%) nos parecen atractivos. A su vez, los bonos en pesos con rendimientos cercanos al 100% anual en el caso de los que vencen en uno/dos años, también nos parecen interesantes luego de que el tipo de cambio libre alcanzara los $ 100 por dólar.

Con la caída generalizada de precios, estamos  viendo valores atractivos en la deuda corporativa argentina. Como hemos escrito en varias oportunidades, las principales empresas argentinas tienen bajo nivel de deuda y están acostumbradas a moverse en escenarios de crisis económicas, razón por la cual la paridad de los bonos corporativos es muy superior a la del soberano. Además de ver tasas atractivas en algunos nombres del sector petrolero, nos parece interesante la deuda de compañías del sector consumo e inmobiliario (Cablevisión, Irsa Propiedades Comerciales, etc).

Conocé los fondos de inversión de Allaria

Acciones

La renta variable argentina quedó en el furgón de cola. Si la reestructuración de la deuda soberana avanzara, será probablemente el sector bancario el que mejor lo refleje en los precios. El sector de servicios públicos, con valuaciones muy deprimidas, necesita que el gobierno de alguna señal de precios para revivir (es decir, que les otorgue el ajuste por inflación), lo que en el corto plazo, en medio de la actual depresión económica, luce complicado. Los sectores cíclicos, con nulo momentum ya que obviamente la salida de la crisis será lenta en el país, cuentan al menos con la fortaleza de tener un nivel de deuda muy bajo, a diferencia de lo que ocurre en otros países. El sector de real estate, con alquileres de oficinas que ajustan por dólar oficial y sin injerencia estatal, sufre relativamente menos que la mayoría de los sectores. El sector de alimentos exportador  (Molinos Agro y San Miguel) debería ser el que mejor atraviese la actual situación.

Descarga Gratuita

Manual Fondos Comunes de Inversión vs Plazo Fijo
Personaje

¿Estás listo para encontrar tu fondo?

MÁS NOVEDADES